El mapamundi de Nordés

Nordés ha ido conquistando medio mundo con su elaboración natural y sus matices aromáticos que hunden sus raíces en el mar y los bosques gallegos. La uva Albariño y sus once botánicos no conocen fronteras. La icónica botella la podrás encontrar en las mejores coctelerías, bares y restaurantes de Europa, América y Extremo Oriente. Te damos unas pistas para que, a la hora de planificar tu viaje, te dejes llevar por el viento del Nordés.

Una terraza en Portofino, Santorini o Venecia 

SI te mueves por el Mediterráneo, desde la Costa Azul a la Riviera italiana, las islas griegas y la milenaria Malta, tendrás la oportunidad de degustar tu Nordés con unas vistas privilegiadas. Sugerencias de consumo: la terraza de un hotel en Portofino, en medio de una puesta de sol en Santorini, en un bistró de Cannes o con las ventanas bien abiertas al puente de Rialto. También en Dubrovnik y en el litoral croata, una de las costas donde mejor se aprecia el azul intenso del Mediterráneo, encontrarás los once botánicos de Nordés.

En la cuna del gin nos reciben con los brazos abiertos

Si este verano prefieres los aires nórdicos, en Dinamarca, Suecia, Noruega e Islandia sopla desde hace años el viento de Nordés. Recuerda que allí no le añaden tanto hielo, ¡viene de fábrica! También en la vieja Irlanda y en Reino Unido las estanterías de los pubs muestran la botella de la Galician Gin, como la conocen allí. Ellos saben de ginebra, y nos encanta que elijan Nordés en la cuna del gin and tonic.

Así que ya sabes: en las grandes capitales europeas, como París, Londres, Roma, Bruselas, Berlín, Praga o Ámsterdam puede haber una botella de Nordés esperándote. Y si cruzas el Danubio, en República Checa, Ucrania, Eslovenia, Serbia y Rusia podrás degustarla mientras admiras las cúpulas doradas de sus espléndidas iglesias ortodoxas.

La ginebra atlántica cruza el charco

En América, desde Canadá a México, Centroamérica, Brasil y Paraguay, la ginebra atlántica ha cruzado el charco para devolverle a aquellas tierras los botánicos que llegaron a Europa hace siglos en las expediciones científicas que navegaban en búsqueda de plantas aromáticas y curativas.

De las Indias, pero en este caso Orientales, no nos podemos olvidar en este recorrido. Nordés está presente en China, Hong Kong y Taiwán. Allí la ginebra se le llama “dusongzijiu”, ¡pero si dices Nordés seguro que te entienden!

Y vayas donde vayas, busca ese momento de relax para disfrutar con tu Nordés de la compañía y del entorno.